imagen-para-photoshop

 

Vamos a empezar a coger un poco de ritmo con las publicaciones y voy a mirar de subir también un poco el listón en cuanto a calidad y no solo cantidad.

Es por ellos que vamos a empezar con el análisis de las fotos y sus posibles correcciones analizando si merece la pena o no, trabajar una imagen para obtener una final que puede ser sutilmente diferente y completamente diferente.

Ya os puedo adelantar que con el paso del tiempo, salvo en foto-montaje, la segunda opción, la de partir de una foto para tener que llegar a otra completamente distinta, empiezo a pensar que es el error de querer convertir una mala foto en una foto menos mala, que no buena…

¿Qué pasa pues con el fondo? pues que muchas veces es nuestro gran olvidado!!

Cogemos el equipo salimos a la calle y disparamos, nos gusta una composición, un encuadre, una luz y aprovechamos para tomar la foto, pero que pasa si no hemos comprobado bien antes todos los pequeños detalles ¿?

Podéis ampliar las imágenes para ver los detalles corregidos, como veréis en las fotos el tamaño también importa así pues para este tipo de detalles realizo correcciones “bruscas”, cosa que por ejemplo no haría para un plano medio, plano detalle o primer plano.

ejemplofondo1

 

Como veis en estas imágenes, en los fondos había pequeños detalles que en un primer momento o no podemos hacer desaparecer o simplemente no nos hemos dado cuenta que estaban ahí mientras hacíamos las fotos. Por suerte hoy en día digitalmente es muy sencillo trabajar un fondo y o bien eliminar o bien clonar pequeños detalles.

 

ejemplofondo2

 

 

(detalles como la cuerda tal vez puedan no molestar, pero tampoco pasa nada si lo eliminamos, al igual que pueda pasar con las imperfecciones del suelo)

Por supuesto la foto no va a cambiar demasiado, en el primer ejemplo obviamente si, pues una foto probando luz finalmente fue seleccionada para edición y aun estaban la mochila por ahí, los pies de la luz, etc. En casos así es obvio que hay que “limpiar” pero en los otros casos no es tan obvio y ahí es donde yo empiezo a ver las diferencias entre un buen trabajo, y un trabajo no tan bueno.

Estoy cansado de ver “tiros” en la playa con barcos de fondo, boyas, etc. Disparos en ciudad con señales de trafico, sombras.

No digo que haya que limpiarlo todo obligatoriamente, pero a veces por no limpiar nada podemos pecar de vagos de cara a las personas que ven nuestras fotos y al mismo tiempo alimentar un mal habito, pues tal vez una persona al ver la foto en lo que menos se fije sea en esos detalles, pero os puedo asegurar que algún día un cliente exigirá ese tipo de detalles y nivel final de trabajo y si durante mucho tiempo hemos hecho el vago, caeremos en este tipo de errores.

Así pues mi recomendación es en la medida de lo posible, subsanar este tipo de errores que no cuesta nada en muchos casos y que por supuesto hará que la calidad mejore.