Pues como sigo pensando igual y creo que a día de hoy no se puede uno olvidar de la parte de post-produccion, me sigo formando de manera auto-didacta en el apartado de edición. No es que este aprendiendo cosas realmente nuevas, sino que estoy buscando mi propio camino para conseguir resultados similares a los que consiguen los grandes a los que sigo…

Como no he tenido tiempo literalmente para realizar mis propias fotografías, solicite un poco de ayuda a través de las redes sociales, en concreto Facebook, para conseguir colaboraciones con otros fotógrafos, en las cuales ellos me cedían alguna de sus fotos y yo tenia cierta libertad para editar la misma.

Se que no es lo habitual, que incluso algunos lo veran como un error, una falta de respeto o algo que no se debería hacer, pero sinceramente no pienso así. Cuando vemos a una chica guapa por la calle, no pensamos que es menos guapa por el hecho de llevar maquillaje, creemos que es normal que lo lleve no¿? Si vemos a un chico atlético, no pensamos, bueno esta “fuerte” porque practica deporte y así no tiene merito, al contrario…damos por hecho que realiza deporte.

Pues bien con las imágenes a día de hoy pasa lo mismo, la gente edita hasta sus fotos de perfil en las redes sociales, así que me puse manos a la obra, solicite por las redes sociales a fotógrafos de todos los niveles algunas fotos que tuvieran por editar o desechadas de algunas sesiones para ver si yo le podía “meter mano” con la edición… Por supuesto todo el merito sigue siendo del fotógrafo pues sin materia prima no hay arte final, así que colgué las fotos con sus respectivos créditos.

Para ver un poco lo que se puede hacer, eso si… necesitaba colgar los antes y después. Antes de entrar al trapo debo decir que me encontré con un pequeño “handicap” y es que algunas de las fotos que me mandaron eran irrecuperables, fotos demasiado quemadas, resoluciones mínimas, etc… la mayoría fueron “jpg” así que ya partir de un archivo de baja calidad y comprimido, pero otras en cambio fueron archivos “RAW” que todos sabemos dan mucho mas juego, vamos a ver algunas fotos:

Bueno estos dos primeros ejemplos son archivos JP, así que en ese sentido estaba un poco limitado, tenia libertad a nivel de edición, así que todo muy sencillo pero intentando mejorar en lo posible las imágenes, en estos dos casos las originales son las fotos de la derecha y mi versión editada las fotos de la izquierda, espero que se note sin tener que mencionarlo 😉

Dentro de esas mejoras, pues corregir un poco la exposición en la medida de lo posible, en estos dos casos, subiendo bastante bastante medios y luces, mejorando el enfoque, eliminando algunos detalles, limpiando un poco la piel, etc.

Esta me pareció super interesante, la foto me gusto mucho, se cumple a la perfección de menos es mas y me supuso un buen reto. El horizonte no lo quise corregir, así que trabaje de nuevo la exposición, algo de foco y luego ya con libertad de nuevo para editar, me decante por el tema del color. De nuevo mi versión es la foto de la izquierda y la original la de la derecha.

De nuevo dos retratos de estudio, en los que trabaje sobre las luces, mejora de foco, algo de licuado, algo de dodge&burn, limpieza de piel, etc. Un flujo de trabajo muy normalito para retrato. Solo decir que la piel, en imágenes tan pequeñas y con ese tipo de focal empleada, no la trabajo de forma demasiado elaborada pues pienso que seria una perdida de tiempo absoluta, emplear por ejemplo un split para tratar la piel en este tipo de imágenes. Hay sistemas mucho mas simples y casi igual de efectivos para este tipo de ediciones, mucho mas rápidos y que apenas se puede notar la diferencia, otra cosa seria un primer plano para beauty….

Y aquí ya si aproveche y me fui mas a mi estilo, quizás un poco mas agresivo, no respetando tanto la imagen original. El flujo es completamente distinto, por suerte tenia los RAW y lo que aplico es un doble revelado, donde también juego con el modo de fusión de las capas. Mucho trabajo de mascara, para trabajar por zonas y un virado de color, donde el rojo pierde protagonismo y los verdes y azules ocupan su lugar. El objetivo era ganar agresividad y mejorar el impacto, en chicos, buscando centrar la atención y “apagar” la luz, siempre suelo emplear el viñeteo y pierdo el miedo a presentar sombras duras en la imagen.

Bueno como ya hice en su momento, vuelvo a agradecer a todos y cada uno de los que os habéis prestado a este tipo de colaboraciones que se que no son demasiado comunes, gracias por dejarme colaborar con vosotros y vuestros magníficos trabajos.

Por supuesto se podrían haber realizado las ediciones de formas completamente distintas a mis versiones, algunas mejores otras quizás no tanto. El tema es no encasillarse, probar nuevas vías, cierto es que algunos “temas” si los trato siempre de forma muy similar, editar a un chico de una forma distinta se me haria un poco extraño pero bueno todo es ponerse y nunca cerrarse en banda. Hay que seguir aprendiendo y mejorando!!!!