Y que es este gadget con este nombre tan particular¿? Pues ni mas ni menos que un añadido para cámaras reflex que nos hará olvidarnos de nuestras viejas pantallas LCD incorporadas y nos adentrara en el mundo de las “grandes” pantallas y sus posibilidades en cuanto a revisión de imágenes, en cuanto a opciones para ver desde ángulos complicados que estamos haciendo con la cámara, etc.

Si es un monitor de 5’6 pulgadas, que se coloca en un lateral de la cámara y que posee un mecanismo abatible que le da total libertad de movimientos.

La conexión se realiza mediante puerto HDMI y en su web se anuncia como un gadget pensado para cámaras Canon, de hecho la alimentación del monitor puede ser gracias a una batería de Canon o con un adaptador por pilas.

Posee una serie de controles táctiles en la propia pantalla y mando a distancia y su precio aun esta por conocer.

¿Por que digo que llega tarde? Bueno en otras ocasiones hemos hablado de los binomios “cámara – telefono móvil” o “cámara – tablet”, somos muchos los que coincidimos en la necesidad de tener una pantalla mayor que la propia de la cámara para conseguir visualizar de una forma mas correcta las tomas realizadas, porque al fin y al cabo hasta que no vemos lo que tenemos con claridad no sabemos si estamos cometiendo algún error que pueda estar estropeando nuestro trabajo.

El problema de este tipo de gadgets si es que proliferan, es que esos binomios de los que hemos hablado dan mucho juego y solo están pendientes de mejoras a nivel software para crear una mayor compatibilidad entre los periféricos, por ejemplo tener una cámara y poder “jugar” con la cámara conectada a un Ipad ya nos podría realizar ese trabajo de visualización y algunos extras, como aprovechar la conexión para mandar archivos, editar las fotos en el Ipad y un largo etc.

Claro para la toma en si perdemos las ventajas de tener esa pantalla tan grande y flexible, pero me pregunto si realmente durante la toma necesitamos ese tamaño, creo que una pantalla de 3″ abatible puede servirnos para poder realizar por ejemplo esas tomas con ángulos complicados en los que no hay otra forma de realizar la composición.

De esa forma eliminamos el peso extra que supondría este monitor, no aumentamos el tamaño de la cámara con la consiguiente perdida de agilidad y espacio necesario para la misma, etc.

Quiero decir que creo que llega tarde y a cubrir un hueco que no mucha gente va a necesitar, viendo el tamaño y los controles táctiles no va a ser un gadget económico, me parece que preferiría sin dudarlo un Ipad y esperar a que vayan mejorando las aplicaciones entre cámara y tablet o un móvil si me apuras, que dan mas juego y opciones para realizar algo similar. De hecho con una tablet que nos permita control y live-view por cable o por conexión inalambrica con una cámara creo que sera el camino por el que se decidan la mayoría de fabricantes.

Os dejo con un video para que veáis en movimiento de que hablo: