Un titulo un poco raro vamos a ver si consigo explicar lo que estoy viendo con mis ojos a diario.

Es muy sencillo abrirse una cuenta en Facebook, creo que todos sabemos hacer eso. Por ahora, a diferencia de otras redes sociales permite nombres comerciales, así se pueden crear cuentas o paginas de seguidores para marcas, empresas, artistas, etc, todo de forma muy intuitiva y muy fácil.

Bueno como todo es tan fácil y tan accesible, están proliferando las cuentas de PEPITO fotografía… MANOLITO fotos… LUISIN estudio… etc, cuentas de personas que tienen un equipo fotográfico y que están empleado las opciones que Facebook nos brinda, como son el poder darnos a conocer, mostrar nuestros trabajos, crear una red de contactos, etc. Pues bien, su uso me parece mas que correcto ahí no tengo nada que objetar, yo mismo me estaría tirando piedras sobre el tejado pues yo mismo me cree una cuenta de este tipo en las redes sociales. En mi caso me han servido para conocer a mucha gente, modelos, maquilladores, fotógrafos de todos los estilos y esta ultima parte es la que mas frutos me esta dando pues me permite hacer un seguimiento de sus obras y cada día aprender un poco mas.

Hasta aquí todo lo bonito, vamos a ver un poco lo feo… Si tener una cuenta de Facebook es sencillo, no mucho mas complicado es tener una cámara de fotos, sin importar modelos o gama, mucha gente ya lleva colgando cámaras reflex digitales de sus cuellos, a las que sacaran mayor o menor partido dependiendo de los conocimientos que vayan adquiriendo. El caso es que todos podemos tener una cámara de 3 cifras, todos podemos quedar con una amiga o un amigo y hacerle unas fotos, subirlas a la red social de turno y empezar nuestra andadura como “pepito fotografía”. Lo bueno es que si algo tiene una red social es falta de sinceridad y transparencia, hay mucha falsedad, mucha cortesía por así decirlo y todo el mundo mas o menos intenta ser muy correcto, es lo que tiene que tus “pasos” en la red dejen huellas que fácilmente son visibles por todos y que por lo tanto te limitan en tu forma de actuar.

Volvamos al caso, tengo una cámara de x euros, una amiga, la llamo y le dijo si le apetece hacerse una fotos, le hago las fotos, la retoco o no (luego comentamos este apartado) y nos ponemos de lleno con la parte de subir las fotos, etiquetarlas, etc… Con esto conseguimos varias cosas, primero mostrar nuestro trabajo, al etiquetar conseguimos que mucha gente que no conocemos también lo vea (aquí es donde la red de contactos se ve muy favorecida normalmente), etc, las fotos estarán vigentes apenas unas horas pues la actividad en la red social es frenética y no da tregua, apenas las colguemos pasaran unos minutos y ya habrán quedado en el olvido, por ello es muy recomendable ir subiendo poco a poco nuestras imágenes y darles unas horas de vida. Bien sigamos, en la mayoría de casos, no habremos cobrado ningún dinero a esa chica, esa chica probablemente no tenga experiencia como modelo, o posea muy poco experiencia y tampoco poseerá conocimientos de fotografía, pero si vera que tiene unas fotos nuevas, hechas por un supuesto fotógrafo y ya sea por falta de sinceridad, por complicidad pues es un amigo o por agradecimiento tenemos muchísimas posibilidades de que le gusten las fotos, tenemos las opciones como el “me gusta” o el “+1”, los amigos de la chica pasaran por el mismo proceso, y se creara una corriente de aceptación de las imágenes y alabanzas gratuitas que es a lo que hace alusión el titulo de la entrada y donde quiero hacer especial hincapié.

Seamos sinceros es muy improbable que haciendo algo de forma gratuita,entre amigos, etc… haya tanta tanta sinceridad como para llegar a decir que no me gusta, si así realmente es. Esto no tendría mayor importancia si no fuese porque cuando uno empieza, si siempre recibe buenas criticas y aceptación, piensa que es porque lo hace bien y no cae en la cuenta de que la mayoría de alabanzas parten de amigos, que de una forma u otra están mirando de apoyarte, de mostrar que están ahí, que te siguen,etc.

Esto esta creando una serie de personas, que van realizando muchos trabajos, recibiendo mucho “calor” por parte de los suyos, pero que técnicamente hablando presentan fotografías muy pobres, en la mayoría de casos, con muchos errores, con edición pésima,etc… Pero es que son nuestros amigos, no lo hacen a mal, al revés, intentan ayudarnos pero sin darse cuenta nos están elevando a la categoría de fotógrafos sin serlo, ni por méritos ni por nada!!

Entonces que pasa, que se llena la red de fotógrafos con un nivel muy muy bajo, pero con una capa social de apoyo basada en amistades y en agradecimientos en base a las colaboraciones realizadas, de todo eso solo saco algo en positivo, realizan tantas fotos que poco a poco van aprendiendo, pero su ego crece mas rápido que su calidad y eso también representa un buen problema.

Yo no me voy a quitar de ese grupo, pues yo empece así, también recibía apoyos por parte de los mios, etc pero me di cuenta que hasta viendo yo mismo que una foto era mala, tenia apoyo y animo por mis círculos e incluso por la chica que posaba o el chico, ahí fue cuando me dije no puede ser, si la foto es mala que tenga buena acogida, algo esta fallando, fue en ese momento cuando comencé mi andadura por los foros de fotografía, comencé a subir fotos y empece a exponerme a las criticas de personas que ni son mis amigas, ni me conocen, ni debido al funcionamiento de los foros dejan huellas tan grandes y fáciles de seguir como las redes sociales, el resultado fue muchísimas criticas, que me habrían puesto los pies en la tierra sino fuese porque ya de por si los tenia, pues no me había dejado llevar por la aceptación en la red social de mis trabajos por parte de mis conocidos.

Empece a recibir criticas realmente duras, aunque fuesen constructivas y muchas de ellas perfectamente argumentadas, no dejaban de ser criticas y me hacían ver realmente lo lejos que estaba de poder llamarme fotógrafo, a pesar de tener un perfil en una red social que así decía. Lo bueno es que si te das cuenta de las cosas y las reflexiones siempre puedes sacar algo en provecho, sigo manteniendo la red social, de hecho estoy en varias y muestro algunos de mis trabajos pero no todos sin importar lo mas mínimo las opiniones o repercusión de las mismas, esos mismos trabajos los muestro en los foros y ahí si tomo nota de absolutamente todo lo que me dicen, con esto creo que estoy mejorando enormemente, aunque aun me quede muchísimo por hacer, pero se donde estoy, donde quiero llegar y que aun queda muchoooo camino, no he caído en la trampa de la red social y me he auto proclamado fotógrafo en base a mis “seguidores”. Mantengo eso si la opinión de que la red sigue siendo muy útil y me permite seguir de cerca, algunos fotógrafos de verdad y poder aprender de ellos.

Vamos a mirar de resumir un poco: hago foto, cuelgo foto, es gratis, es mi amig@, le da al me gusta, lo hacen mis amigos y los suyos, creo que la foto es buena, me autoproclamo fotógrafo cuando en realidad hago fotos, que no es para nada lo mismo, mi ego crece, estoy cayendo de pleno en la trampa, salir no es fácil, falta sinceridad y nadie te abre los ojos, la culpa en realidad la tienen tus amigos pero porque quieren el bien para ti, resultado¿? cada día hay mas gente que hace fotos y menos fotógrafos en las redes.

Obviamente esto esta pasando de forma global, todos tenemos derecho a mejorar, a usar la red social, pero creo que es nuestra responsabilidad y solo nuestra de pisar fuerte con los pies en la tierra, de saber quienes somos, que hacemos, etc y de no tan fácilmente emplear palabras como “fotógrafo” una palabra que me merece mucho respeto y de la que todavía no soy merecedor.

Antes he mencionado en un apunte el tema de la edición de las fotos, como aquí si me veo mas capacitado para comentarlo de forma mas personal, voy a dar también mi opinión, si el fotógrafo no tiene técnica ni conocimientos, su edición puede tener las mismas cualidades, si la modelo no posee experiencia ni conocimientos pasara lo mismo, no tendrá una opinión objetiva, suma y sigue… aun no he visto por Internet en una red social un comentario del tipo “la foto bien, pero con la edición la has cagado” o “tendrías que mejorar la edición” o argumentos y comentarios similares, cuando en realidad he visto perores ediciones que fotos y es que claro, uno puede colgarse una cámara al cuello liarse a tirar fotos y ver que sale, siempre hay cierto factor de suerte y el trabajo final se divide en varios subtrabajos, como una buena localización, un buen modelo, un buen estilismo, etc tienen mucho peso en al fotografía final, pero la edición únicamente depende del editor, en este caso un supuesto fotógrafo y entonces no hay tantas opciones para delegar responsabilidades si el trabajo sale mal. En este sentido soy el primero que recomienda, aprender a editar pero no mostrar nuestro aprendizaje como trabajo final, prefiero enseñar una foto sin editar y que sea la muestra de mi trabajo, mi escaparate antes que mostrar una edición deficiente y tener un mal escaparate para mis trabajos.