Pues como bien dice el titulo de la entrada, vamos a hablar sobre los retratos en blanco y negro, o mas bien en grises que es como deberían llamarse. Es un virado, donde desaturamos la imagen y la convertimos a escala de grises, empleando mayor profundidad de bits tenemos un mayor rango de grises intermedios y el retrato ya gana calidad, así que en la medida de lo posible aun trabajando este tipo de conversiones mantener el formato de 16 bits.

Métodos para desaturar hay muchos, desde simplemente añadir una capa de ajustes de blanco y negro por encima de la capa original, método por cierto muy útil pues luego tenemos los deslizadores para ajustar a nuestro gusto, hasta añadir una simple capa de tono/saturación y desaturar al máximo la imagen. También podemos optar por métodos algo mas complicados, tampoco demasiado, para buscar imágenes localmente mas contrastadas como el famoso método Rob Carr, el cual empleo a menudo.

Otro método muy sencillo de conseguir un virado a grises es añadir una capa de degradado de blanco a negro o viceversa, podremos jugar con la dirección, seleccionar la opción de tramado, etc. Os recomiendo jugar con este método porque da resultados geniales y muchas veces sorprendentes. Quizás la opción que menos debéis usar es la de capa de ajuste tono/saturación pues es la que menos ajustes y personalización ofrece para este tipo de virados.

Posterior a la perdida de información de color, siempre podremos realizar mas ajustes para acabar de dar a la foto final el aspecto que estemos buscando, con algunas capas de niveles o curvas, vigilando que no haya zonas de luz “reventadas” o perdida de información en los negros por hallarse estos “empastados”.

También es cierto que las reglas están ahí para romperse y la tendencia en blanco y negro, sobre todo en fotografía de moda, es reventar los cielos donde se supone hay mayor presencia de luz, en parte esto facilita la labor del fotógrafo pues puede disparar a plena luz del sol sin problemas a la hora de exponer, la medición la realiza sobre la modelo, con algún reflector para suavizar las sombras y sacrifica el cielo.

Os dejo con algunas tomas realizadas por mi en este sentido:


Quizás de estos retratos, lo mas importante por la ausencia de información del color de los mismos, sea captar una expresión que nos transmita información, una mirada, un gesto en la cara, sea lo que sea el ojo en falta de color va a buscar le mensaje de una forma diferente, va a ser mas critico, por eso al mismo tiempo es interesante conseguir fondos con pocos elementos, fondos continuos que no tengan puntos que atraigan la mirada cuando vemos la foto.

En la medida de lo posible si consideramos que el fondo va a tener un tono gris, con zonas de gris mas oscuro o menos, debemos mirar de evitar por ejemplo zonas blancas pues seria un punto de distracción. Si hemos optado por un cielo blanco, es justo al contrario, que no haya puntos demasiado oscuros, en este sentido por ejemplo si en la tercera foto hubiese captado por casualidad una gaviota o un pájaro o un avión o lo que se os ocurra, tendría información en grises y la mirada si o si, se movería hacia ese objeto para ver que es y por lo tanto perdería aunque fuese de forma puntual el centro de atención de la foto que debería recaer solo sobre la modelo y su expresión.

En temas de expresión lo que si os puedo decir es que mucho depende también de la modelo, del juego que conseguís con ella. Hay que saber mantener un ambiente distendido durante la sesión de fotos, conversar, hacer que ella cada vez se sienta mas segura, que vaya soltándose, es muy interesante ir explicando que vais haciendo, dar ánimos, ideas, pero al mismo tiempo también dejar un poco ver que tiene la modelo para ofrecernos. Algunas pausas para mostrar resultados y sobre el resultado hacer puntualizaciones, también puede ser interesante pero ojo con pausas largas, ojo con dejar que la modelo vea todas las fotos, que suele pasar que las quieren ver todas y eso rompe el ritmo de la sesión.

Todo este tipo de detalles por supuesto se puedo aplicar a un modelo masculino, supongo que no hace ni falta comentarlo pero por si las moscas. Ahora os animo a que seáis vosotros los que vayáis practicando, jugando con los grises, con fotos mas contrastadas, menos, etc y luego ya con la base en grises siempre podéis hacer algunos virados como los paladio que son realmente bonitos o los típicos sepia.