Pues aquí si han dado con el clavo y me parece mas que interesante, pero como todo, siempre hay que leer la letra pequeña. Lo que han hecho es crear una tarjeta de memoria SD, que tiene la particularidad de tener una bisagra con la cual doblar la tarjeta y obtener una toma USB para de este modo tan sencillo y como poder conectar y descargar al PC el trabajo realizado con la cámara.

La pega es que la velocidad de la tarjeta por ahora deja mucho que desear, el USB no es 3.0 y sobre todo que el espacio para la memoria se ve reducido y se están comercializando por ahora solo 2 tamaños, de 2 y 4 gigas respectivamente.

Ahora es cuando tenemos que tener fe, y al igual que el otro día hablábamos del futuro seguro de la pareja movil-DSLR, o tablet-DSLR, no tardaremos en ver tarjetas con este sistema y mejores velocidades de transmisión de datos y mayores capacidades, solo es cuestión de tiempo. Ahora es cuando muchos de vosotros os estaréis preguntando y para que me va a servir si total tengo el cable, bueno poneros en la situación de querer ver las fotos en un tablet que no tenga lector de tarjeta, o en un PC que no sea el de nuestro hogar y por lo tanto no llevemos encima el cable para la descarga,etc.

Como estas pueden surgir otras muchas situaciones en las que se puede hacer muy útil el poder usar un simple puerto USB para descargar el trabajo realizado, yo en mi caso lo veo claro, poco a poco las tendencias serán interconectar todo tipo de dispositivos y sobre todo hacer que estos dejen de tener las funciones tan claras, las cámaras de fotos se usan ya para grabar capítulos de series y cortos, el móvil sera un soporte de mando control remoto y visor de calidad, al igual que las tablets, podremos usar los gadgets para mostrar los portfolios, gestionar archivos en la nube para trabajar de forma eficiente junto con un retocador a distancia por ejemplo, etc.

Solo falta algo de tiempo y ganas por parte de las empresas en mover ficha, que viendo como esta la situación económica apuestan por cambios conservadores en vez de cambios revolucionarios pero todo se andará y los que estemos en el mundo de la fotografía veremos seguramente con buenos ojos todos esos cambios si suponen mejoras para nuestro trabajo.