Cuantas veces nos habremos puesto delante del ordenador, habremos volcado el trabajo realizado y sin mas nos habremos puesto a “toquetear” todo sin parar ni un momento a pensar que tenemos que hacer realmente. Vosotros no se pero a mi al principio me pasaba eso, que llegaba con muchísimas fotos a casa, encendía rápido el ordenador y ya me liaba con ediciones, etc. Lo que pasa es que luego, habiendo estado delante del ordenador horas a veces, comparaba la imagen final con la inicial y no tenia claro ni el porque de todo lo que había hecho ni si realmente merecía la pena haberlo hecho.

Ya hace un tiempo comente que lo ideal para evitar esta perdida de tiempo y empezar a corregir nuestros malos vicios en el flujo de trabajo, lo ideal era primero ser críticos y objetivos en la primera criba al revisar el trabajo y lo segundo si realmente una imagen necesita edición que sepamos hacia donde ir y lo mas importante como ir.

Asípues yo en mi caso, abro la imagen, creo una capa nueva vacía ( solo si la imagen realmente creo que puede aportarme algo interesante, sino repito mejor no perder el tiempo ) y en esa capa me hago las “chuletas”… os lo enseño:

Cada uno luego ira cogiendo un sistema propio, abreviaturas, cosas obvias a lo mejor no las apuntara, etc,etc. Yo delimito la zona cuando el ajuste solo debe afectar a una zona o a modo de aviso concreto y luego en texto palabras que me guian sobre los ajustes globales necesarios.

Visto así puede parecer una tontería, pero si lo analizamos entenderemos porque opto por este sistema:

Lo primero y quizás mas importante es que precisamente este sistema me obliga a fijarme mucho mas a la hora de analizar una foto, ser mas critico conmigo mismo y servirme de guía para la postproducción.

Lo segundo es cada vez ser mas productivo a la hora de editar, pues cada vez de forma mas rápida y sobre todo mas acertada encuentro los errores subsanables en las imágenes y con una primera revisión de la serie realizada se que fotos se pueden salvar.

Por ultimo, puedo llegar a casa con 300 fotos, y esta claro que si me pongo a mirar una por una y en cuanto veo una que me gusta me pongo a editar, para una vez terminada la foto seguir con la revisión del resto, etc… acabo por tardar semanas en terminar un trabajo, de esta forma en la revisión abro el archivo si le veo posibilidades y solo creo la chuleta, pero no empiezo aun con la edición de esta manera, me centro en primero acabar una fase del proceso que es la revisión, luego ya me centro en la post-produccion y luego ya vendrán impresiones y demás. Con esto todo se agiliza, adquiere un orden y un sistema lineal, puedo volver a una foto días después y no necesito volver a revisar que necesita esa foto pues tengo la chuleta.

Como detalle decir que dependiendo del ordenador que tengáis y mas concretamente el espacio en el disco duro, en vez de ir guardando archivos .psd con la imagen original mas la capa con la chuleta, podeís optar por guardar un nuevo .jpg con la chuleta incluida de esta forma ahorrareis mucho espacio en el disco duro de optar por este sistema a la hora de procesar vuestras fotos.