Todos los que estamos en el mundo de la fotografía habremos visto en algún momento o habremos oído acerca de los proyectos “365” o esos proyectos de 1 foto del rostro de una persona al día durante un año para ir viendo como va cambiando, de este tipo hay proyectos muy curiosos y bien trabajados que duran varios años en ocasiones y son increíbles, la verdad que tienen toda mi admiración no por la dificultad pero si por la fuerza de voluntad que tienen los autores para no fallar y cumplir cada día con el “click” de rigor.

Los proyectos 365

Básicamente el autor de estos proyectos busca realizar una foto cada día, durante un año, no puede fallar ningún día. Se suelen apoyar en redes sociales como Facebook o servicios de imágenes como Flickr. Las fotos no necesitan una calidad asombrosa sino mas bien son un desafío constante para auto-exigirse el pensar un encuadre, una imagen, una idea a transmitir cercana a su día a día, sin apoyo en equipo profesional pero si con ese trabajo de imaginación y creatividad. Proyectos 1 foto al día

Aquí no hay creatividad, a mi modo de ver son experimentos para tener documentado de forma gráfica la evolución de una persona, sus cambios tanto físicos como de estilismo, el pelo en fin son muchos detalles que van cambiando con el dia a dia, pero que claro si no tenemos la imagen reciente en nuestros ojos pasan desapercibidos. No dejan de ser muy llamativos estos proyectos en los que vemos poca creatividad pero que consiguen llamar la atención. Os dejo un ejemplo:

Hay mas tipos de proyectos, pero quizás estos 2 tipos sean los que mas seguidores consiguen. Otro tipo de proyectos no exigen que las fotografías sean diarias, simplemente que el tema si lo sea, como los cazadores de trendings para buscar las tendencias de moda a base de fotos robadas en plena ciudad.

Sea cual sea el tipo de proyecto a emprender, todos tienen algo en común y por lo que me gustan…. obligan a tomar fotos, a no caer en la pereza, en la desidia y dejar de realizar esas fotos nos lleva a perder creatividad, a dejar de tener curiosidad y ambición como fotógrafos y demuestran las ganas y la fuerza de voluntad por cumplir por parte de sus autores.