Los paisajes ofrecen muchas ventajas a la hora de ser trabajados digitalmente,son imágenes que no suelen tener detalles sino mas bien texturas, se suelen “tirar” desde distancias amplias usando “teles” y todo eso favorece que a la hora de editar no necesitemos hacer ajustes demasiado precisos, si a eso le sumamos el flujo con varios revelados RAW podemos hacer cosas muy interesantes.

Os pongo un ejemplo:

El proceso es muy sencillo, abrimos la imagen en el editor de archivos RAW que empleemos, en mi caso el Camera RAW ( para el ejemplo una imagen libre de internet en formato jpg). Sin realizar ningún ajuste lo primero es analizar cuantas zonas vamos a tratar, yo para hacerlo sencillo pues esta imagen aun la edite en el tiempo de descanso de clase, delimite 3 zonas, así pues sin realizar ningún ajuste tal y como he dicho pulso la tecla “mayúscula” y el botón del camera RAW abrir como objeto inteligente.

Realizo desde el panel de control de capas 2 copias mediante objeto inteligente, ahora tengo 3 capas, en cada capa un RAW sin editar. La ventaja es que puedo realizar los revelados de forma independiente, ahora se trata de revelar en cada capa atendiendo a la necesidad de la zona que hemos delimitado mentalmente.

En mi primer RAW por ejemplo voy a trabajar el primer plano, esas piedras, las plantas, etc. Pues bien realizo los ajustes necesarios, confirmo y ya con el revelado realizado, creo una mascara de capa ( para ahorrar tiempo y porque me resulta mas cómodo este sistema, la creo directamente en negro pulsando la tecla “alt” antes de pulsar sobre el icono de crear la mascara y así directamente tengo la mascara ya en negro), ahora falta con un pincel blanco y una opacidad media ( el pincel debe ser blando ) realizo pasadas por zona donde me interesa destapar el revelado realizado en el RAW.

Bien ya tenemos la primera capa con el primer plano revelado a nuestro gusto ahora solo nos queda repetir los mismos pasos para el resto de capas, en la segunda trabajamos el mar y en la tercera el plano de fondo (en mi caso tendria que haber trabajado el cielo en otra capa pues las montañas de fondo pedían luz pero el cielo se quemaba, pero el tiempo de descanso de clase no daba para tanto..).

El mismo proceso de mascara de capa, mas las pasadas necesarias con el pincel blanco jugando con opacidades y tamaños.

Acabaremos teniendo 3 capas,donde realmente solo dejamos ver la parte con el revelado por zona que nos interesa y es que claro esto no es mas que aplicar el sistema de zonas con los RAW.

Conviene dejar una capa inicial sin tocar para poder volver atrás y para disminuir mas aun los cortes en las zonas de revelado de las distintas capas. Las herramientas nos permiten alterar la saturación, los tonos, etc, no os conformeis solo con los ajustes de luminosidad básicos. Podemos desenfocar donde queramos perder atención, hacer lo contrario para guiar la mirada, ajustar temperatura para cambiar el color del mar, etc.

Volviendo a lo que comentaba al principio, no podríamos hacer este tipo de trabajos tan “brutos” por ejemplo sobre un rostro, o una imagen donde los bordes de los elementos estuviesen perfectamente delimitados, o mejor dicho si podríamos pero el sistema para aplicar seria mas complicado y fino, en otras entradas trataremos el tema de utilizar una capa con la imagen en jpg para poder hacer sobre ella selecciones con distintos métodos para luego poder aplicar dichas selecciones a las mascaras de capas y poder de ese modo utilizar este tipo de ediciones con imágenes mas complicadas.