Recientemente presentada en la feria CES 2011 es la cámara que representa el sector puntero de las bridge de la casa Fujifilm. Su máximo exponente a nivel tecnológico y es que viendo sus especificaciones técnicas, es sin duda una cámara increíble que nada tiene que envidiar de la competencia y de muchas otras cámaras supuestamente superiores por el simple hecho de ser reflex. Vamos a analizar un poco sus especificaciones:

La HS20EXR cuenta con un sensor CMOS de 16 megapixeles, recordemos que esta cámara viene a sustituir al anterior modelo la HS10,junto con un zoom óptico de x30 aumentos. Su tecnología EXR permite seleccionar entre modos de disparo enfocados a conseguir la mejor resolución, la mejor sensibilidad ISO o el mejor y mas utilizable rango dinámico. La cámara ha aumentado su capacidad de disparo en ráfaga y presenta 8 tomas por segundo a máxima resolución, algo muy útil en deportes por ejemplo y un numero muy superior a la mayoría de la competencia.

Por supuesto cuenta con controles manuales, modos de escena, etc. También posee la capacidad de disparo en formato RAW, pero estas características ya son imprescindibles si una cámara hoy en día quiere estar en la cumbre de las prestaciones. Al igual que la capacidad para grabar video en formato HD.

Cuenta también con una pantalla LCD abatible de 3 pulgadas que facilita las tomas en ángulos complicados, por poner un pero podemos decir que la cámara ha aumentado el peso y el tamaño en relación a la competencia como los modelos FZ100 de Panasonic que han sabido continuar mas comedidos y ligeros.

Sin duda la cámara esta pensada para un abanico de usuarios muy amplios por lo que a nivel de iluminación se ha trabajado en sistemas de trabajo con medición TTL que junto a la zapata para el uso de flashes externos hacen una cámara apta por ejemplo para trabajos de Strobist, un sistema de disparo que combina 4 tomas para superponerlas e intentar eliminar las posibles trepidaciones y un largo etc de modos de escena pre-establecidos. Su salida HDMI permite de forma fácil y rápida mostrar las imágenes con una resolución envidiable en los televisores de forma directa. Estamos sin duda alguna ante un portento de características y pocas pegas se le pueden poner a esta cámara.

Quizás algunos echaran en falta un modulo GPS para geoposicionar las tomas o verán con malos ojos la elección por parte de Fujifilm del uso de pilas en vez de batería, pero en mi opinión y como usuario de una cámara tambien a pilas, no es ninguna pega sino mas bien un extra, si bien es cierto que las baterías tienen sus ventajas,las pilas no se quedan atrás y en alguna ocasión ya he podido salvar una jornada por comprar pilas en una gasolinera.

Se espera su salida al mercado a finales de marzo por un precio cercano a los 400€, solo ligeramente superior a la que posiblemente sea su competencia directa la FZ100 que ha bajado de precio recientemente.