Le acaban de dar un premio como la mayor innovación en el mundo de la fotografía durante el 2010, gracias a su tecnología de espejo translucido que eleva sus prestaciones en ráfaga y tiempo de enfoque continuo a diferencia del enfoque por contrastes, por encima de la media y de otras tecnologías.

Así es, Sony ha dado un paso adelante y casi seguro que si el resto de la cámara esta a la altura, poco tardaran las otras marcas en añadir este tipo de tecnología pues se valoran en muchos sectores la capacidad de disparo en ráfaga (como en los deportes) y algunas ventajas mas que presentan esta elección que ha realizado Sony.

Lo primero es decir que pasamos de SLR a SLT ( singles lens translucent ) y vamos a ver teóricamente que ventajas nos aporta este sistema:

Lo primero que podemos reseñar es la reducción del tamaño, algo que se agradece en el día a día. Otro detalle a mencionar positivamente es la distribución de la mayoría de sus controles con botones de acceso rápidos dedicados como por ejemplo a la grabación de video. Una vez en marcha nos encontramos con detalles útiles, como un nivel en pantalla muy útil para trabajar el tema de las fotos con horizontes “caídos”.

Se habla muy positivamente de la calidad de su visor electrónico, con amplia información que ayudara sin duda a muchos aficionados como con el uso del nivel, la presencia del histograma, etc. La cámara posee GPS incorporado con lo cual las fotos se puede Geoposicionar. La pantalla es abatible y rotatoria, así contamos con una ayuda extra para tomas complejas con ángulos complicados.

Pero donde realmente se distancia de la competencia es en el disparo en ráfaga, que asciende la cifra a 10 disparos por segundo, por encima de los 7 de la competencia.El sensor es un CMOS de 16 megapixeles y la cámara cuenta con un sistema de 15 puntos de enfoque basados en la diferencia de fase, gran velocidad de enfoque y calidad asegurados pues.

Video en formato HD, una ISO utilizable hasta los 3200 con un ruido aceptable,acepta los 25600  en modo forzado. Quizás los mas aficionados al video puedan tener ahí mas quejas pues la cámara responde pero no da todas las libertades a nivel de control durante la grabación de video como uno podría esperar.

El precio ronda los 700€ en algunas tiendas de internet pero sube hasta los 900€ en las principales cadenas y comercios.

Habrá que esperar y ver si Sony ha acertado con sus espejo translucido…