Justo hablábamos del trípode en el articulo sobre fotografía nocturna, un elemento casi indispensable para ese tipo de fotografía. Bueno hay muchos modelos, con marca, sin marca, buenos,malos, caros, como en todo.

Pero los puntos importantes a la hora de elegir un buen trípode es tener en cuenta que exista una justa relación entre el precio y la calidad del mismo.

Primero deberemos observar la superficie y forma de la base de las “patas” pues algunos modelos solo parecen estables en condiciones optimas como un suelo plano, pero luego en fotografía de paisaje por ejemplo ese tipo de firme no suele estar presente, así que la forma de las bases de las “patas” es bastante importante.

Otro punto importante es el peso, recordar que deberéis cargar con el, en este sentido hay que buscar un material realmente resistente pero al mismo tiempo ligero, no hay demasiado problema en este sentido casi todos dan la talla, pero desconfiar de los demasiado ligeros sin son económicos.

El cabezal también es importante, ahí irá la cámara y tiene que ser seguro, con la máxima movilidad (normalmente 3 ejes) y con garantías de sujeción suficientes. El movimiento debe poder bloquearse fácilmente.

Por ultimo algunos incorporan ganchos u otras opciones en algunos casos para colgar la maleta y que sea esta misma la que haga de contrapeso, en otros puedes colgar pesos específicos, sacos de arena, aquí cada uno tiene su truco. Lo que se busca es que un simple soplo de viento no tire la cámara montada en el trípode mientras construimos la composición.