Bien aquí tenemos una imagen de una playa, con la orilla como tema principal. Vemos zona de arena, zona de agua y cielo.

En el momento de realizar la foto, no hemos dado importancia en concreto a ninguna de la zonas o elementos de la composición, teniendo en cuenta que tenemos arena,mar y cielo puede interesarnos por algún motivo, dar mucha mas importancia y presencia a la imagen de alguno de los elementos antes mencionados.

Todo dependerá de donde coloquemos el horizonte a la hora de realizar el reencuadre de la imagen, de esta manera podremos pasar de una foto imparcial a una que se decante por alguno de los elementos.

A lo mejor nos interesa por algún motivo tener mas cielo, todo el mar pero solo algo de arena…

O por el contrario darle mas importancia a la arena sin perder el mar pero sacrificando la parte del cielo que no tiene información interesante ( el cielo a partir de las nubes puede no resultar interesante ) …

Por supuesto dependerá del objetivo de la foto, de nuestro gusto, de la temática o finalidad de la misma pero si es cierto que sin recorte alguno la imagen original se queda en “tierra de nadie” sin decantarse, con los recortes opcionales la imagen ya se decanta hacia uno u otro.

En mi caso para este ejemplo, el primer reencuadre hace la foto mas agradable e interesante, la arena fuera de la zona con agua hace que pierda fuerza la foto por eso podemos eliminar parte de la misma y centrarnos en el cielo, el mar, las nubes y la ola que están repletas de detalles y texturas que nos llamaran mas la atención.