Las imágenes que capturamos con nuestras cámaras, deben tener la capacidad de transmitir entre otras muchas cosas FUERZA o PRESENCIA, no todo el mundo lo llama de la misma manera, pero si que la mayoría de gente sabe ver en las fotos ese “algo” que hace que te llamen la atención.

Uno de los primeros ajustes que podemos hacer a nuestras fotos en el proceso de edición, para que ganen precisamente algo de Fuerza es ajustar los niveles.

Para ellos en el panel de capas, añadiremos una capa de ajustes de niveles. En la misma veremos 3 deslizadores, el de la izquierda los negros, el de la derecha el de blancos y el restante los tonos medios. Podemos deslizarlos todos o solo algunos, mejorar zonas o toda la imagen, afectar a los colores o respetarlos, etc.

Un sistema sencillo para empezar, ajuste automático!!

Los mismos pasos en esta imagen, abrirla, crear capa de ajuste niveles y ajuste automático. Eso si, el modo de fusión de la capa lo pondremos en “luminosidad” para respetar los colores. Algo tan sencillo como esto nos recupera contrastes y texturas, nos da fuerza a la imagen y es un primer paso genial para seguir mejorando la toma.