Pues aquí tenéis un video a modo demostrativo en el cual queda claro que no todo es un buen equipo o una buena modelo, hay que tener creatividad y saber utilizar bien los medios de los que disponemos. En este caso en la sesión la cámara es la de un iphone así que no es un equipo demasiado profesional, si bien es cierto la iluminación del lugar si que lo que es y todos sabemos que la iluminación es una de las bases para la fotografía, luego un poco de edición con nuestro amigo el photoshop y ahí tenemos la magia, fotos que pasarían por una sesión profesional sin demasiados problemas realizadas con la cámara de un iphone, digno de mención la verdad.