Lastima que para esta foto no tuviera una buena cámara, una Casio compacta tuvo que hacer la labor de capturar este precioso lugar al que tengo ganas de volver.