Bueno pues otra de las normas mas básicas dentro del mundo de la fotografía y mas en concreto relacionado con la composición en las tomas, es entender que una imagen tiene que transmitir sensaciones e información.

En este caso es un retrato de un lobo (prestado de internet) en el primer caso se centro toda la información en el lobo en si, solo vemos el lobo, precisamente por eso perdemos sensaciones y la foto queda plana, sin transmitir.

El problema fue el encuadre que se escogió a la hora de hacer la toma, pensando que con ver el lobo en plano principal la foto tendría fuerza suficiente.

En esta segunda toma hemos respetado las reglas de composición, el lobo tiene la mirada hacia la izquierda, así pues debemos respetar su mirada y no centrar la imagen en el lobo, sino también tener en cuenta hacia donde mira, de este modo la foto queda bien encuadrada y nos transmite mas fuerza y sensaciones.

Sencillo verdad¿? Solo se trata de ver antes de hacer la foto, y entender que si una persona esta mirando hacia algún punto debemos dejar parte de nuestra imagen libre en esa misma dirección precisamente para transmitir su mirada.